En este artículo te voy a hablar de los poderes de adivinanza que no tenemos.

Dale play para verlo, o continúa leyendo.

Poderes-de-adivinanza-que-no-tenemos

La mayoría de nosotros ha pasado por situaciones desagradables, que nos hicieron pensar que el otro tenía la obligación de saber el qué estamos sintiendo y porqué.

Pero esas mismas personas, no nos respetaron e hicieron o dijeron cosas que estaban totalmente fuera de lugar para nuestra situación. Pensamos ¿cómo puede decir o hacer eso, sí sabe lo mal que lo estoy pasando?

El problema es que la persona solo sabe que algo no va bien, pero no tiene una bola de cristal para saber cómo realmente te sientes y por qué, si no le dices.

Vamos a entender un poco mejor

Como he dicho en el artículo ¿Por qué no podemos juzgar a nadie?, cada persona tiene su baúl lleno de situaciones que elige en su vida. Cosas guay y traumas. Ese baúl determina si vamos a sentir una situación como agradable, desagradable o neutra.

Esto significa que la misma situación que para ti parecía un desastre, para otra persona puede parecer neutra o incluso favorable.

Por ejemplo: si se muere nuestra mascota, cada persona reacciona de una manera diferente. Unos se sienten fatal como si el mundo se acabara y se quedan meses sin recuperarse de la perdida. Otros lo ven como neutro, “yo amaba ese animal pero si viven menos tiempo que el hombre es normal que esto ocurra”. Y otros sienten alivio de que el animalito haya muerto porque así ya no sufre.

Si para mí una situación es mala y para ti es neutra, ¿cómo puedes saber cómo me siento? ¡Es imposible!

No podemos pensar que quién está a nuestro alrededor sabe lo que pensamos o sentimos si no les decimos.

Acordarnos que las personas no tienen poderes de adivinanza y decirles de forma clara cómo interpretamos lo que nos está pasando, ahorra muuucho sufrimiento de nuestra parte. Además de aumentar, de manera increíble, las posibilidades de que nos respeten en ese momento nuestro.

La próxima vez que hagan o digan cosas que parece que no te han respetado, acuérdate de que ellos no tienen una bola de cristal y diles cómo te sientes.

Un abrazo,

Thais

[magicactionbox id=”1159″]